Etapa 35. Sallent de Gállego – Candanchú.


Distancia: 24,1 km
Desnivel acumulado en subida: 1.200 m
Desnivel acumulado en bajada: 970 m

Enlace al track de la etapa



Pico e ibón de Anayet


Peña Foratata desde Sallent
Salimos del pueblo de Sallent de Gállego (1320 m), en la cabecera del Valle de Tena, y nos dirigimos hacia el Oeste ascendiendo por la calle de Francia.
Al pasar junto al Hotel Sarrato, dejamos el asfalto y tomamos una pista de grava que atraviesa unos prados cercados con muros de piedra. Bordeando el camino encontramos cerezos, serbales, majuelos, y otros arbustos que comienzan a amarillear con la llegada del otoño.
Comprobamos que el sendero GR11 ha sido reseñalizado recientemente, ya que tanto las marcas blancas y rojas como los postes indicadores están en perfecto estado.
Cruzamos un par de veces la carretera asfaltada que sube a Formigal.
Punta de la Garganta
Al norte, sobre nosotros, se encuentran las paredes calcáreas de la Peña Foratata (2341 m), cuyo nombre proviene de sus farallones agujereados, que la hacen tan atractiva.
Tras superar algunos repechos, llegamos a la urbanización de Formigal, y continuamos hacia el Oeste caminando sobre el asfalto, en un breve descenso. Después de atravesar un par de rotondas y la carretera A-136, llegamos al aparcamiento principal de las pistas de esquí, que recorremos en paralelo a la carretera.
Cuando finaliza éste, las marcas del GR nos llevan a cruzar de nuevo la carretera A-136 y ascender la ladera herbosa para tomar una senda transitada por el ganado.
Marchamos unos metros por encima de la carretera, en parte por senderos y en parte siguiendo la antigua carretera de Francia, ahora devastada.
Ibones de Anayet y Midi d'Ossau
Circo de la Canal Roya
Serpenteamos por la vertiente atravesando el barranco Arrigal sobre un viejo puente junto al que se encuentra un búnker. Esta construcción formaba parte de la Línea P, una infraestructura defensiva construida a lo largo de la cordillera pirenaica, entre los años 1945-57. El régimen franquista la levantó ante el temor de que se produjera una invasión de los aliados o de los maquis desde Francia, aunque ésta no se produjo y nunca fue utilizada.
Abandonamos la senda y cruzamos de nuevo la carretera regional para entrar en el camino que lleva al aparcamiento de Anayet, dentro de las instalaciones de las pistas de esquí de Formigal. Enseguida cruzamos un puente que salva el río Gállego, que nace poco más arriba, en los alrededores de El Portalet.
Poco después llegamos al aparcamiento y zona de remontes, último reducto de civilización antes de adentrarnos en la montaña.
Canal Roya
Ahora ascendemos por una senda que recorre el barranco de Culivillas primero y después el de Anayet, hacia los ibones de Anayet.
Cromlech y túmulo de piedras
Atravesamos la Garganta, donde confluyen las areniscas rojas situadas al sur, con un afloramiento al norte de andesitas, una roca ígnea volcánica. Nos hallamos en una zona donde se produjeron episodios volcánicos a finales del Pérmico, hace 260 millones de años.
Alcanzamos los ibones de Anayet (2230 m) en la base del piramidal pico homónimo, un rincón de gran belleza y con buenas vistas del Midi d'Ossau (2884 m) al Norte, y del macizo de Balaitus y los Infierno al Este.
Orillamos por el Sur y Oeste el Ibón Grande entre turberas, a los pies del pico Anayet (2574 m).
Iniciamos el descenso a la Canal Roya, entre este pico y la Punta Espelunziecha (2399 m), por un camino cómodo que serpentea para salvar las paredes verticales. Nos acercamos al salto de agua que produce el desagüe del ibón. Este valle toma su nombre de las rocas de tonos rojizos que afloran en sus vertientes.
El Mal Paso
Entramos en la comarca oscense de la Jacetania. Tras descender zigzagueando el pequeño circo, llegamos al fondo plano de la cubeta glaciar. Cómo en otras ocasiones, esta depresión, con la retirada de los hielos, se convirtió en lago que acabó colmatándose formado la turbera cenagosa de aguas tuertas que hoy vemos.
Transitamos próximos al curso de agua, y nos encontramos con el conjunto megalítico de la Rinconada. Se trata de un grupo de construcciones megalíticas del neolítico o eneolítico (6000-3000 aC) . La más grande es un túmulo de piedras de andesita, que tiene 2,5 m de altura y 17 m de diámetro exterior, con una depresión interna de 4 m de diámetro. Cerca de él hay un dolmen de tierra y piedras que posee unos 6 m de diámetro y 30 cm de altura. En los alrededores se hallan varios círculos de piedras, a modo de cromlech.
Pinos silvestres y mostajo
Vamos girando hacia el Oeste siguiendo el curso del río por su margen izquierda, rodeados de praderas de montaña y enebros enanos que tapizan el terreno, ocupado por pizarras y depósitos de ladera. Aquí es fácil encontrarse con el ganado paciendo (vacas, ovejas, caballos) junto con manadas de sarrios y familias de marmotas.
En el Mal Paso (1700 m) comienzan a aparecer los primeros pinos silvestres, junto a mostajos que destacan por su color amarillo intenso. Poco a poco van incrementándose, especialmente por la vertiente de solana (N), donde se ha establecido un bosque seccionado por canales de desagüe.
Vadeamos el barranco de Las Negras y llegamos al Cubillar de Lacuars (1570 m), una cabaña de pastores con chimenea que puede ser usada como refugio de emergencia.
Puente sobre el río de Canal Roya
Continuamos bajando y cruzamos el río de la Canal Roya por un puente (1470 m). En la orilla derecha seguimos por una pista de tierra que se introduce en un bosque de pinos silvestres, hayas, fresnos, abetos, cerezos y boj. Al poco pasamos junto a la Fuente del Cerezo y después dejamos a la izquierda el camping de Canfranc y el aparcamiento de la Canal Roya. Ahora viramos al Norte, y proseguimos por un sendero que circula en paralelo a la carretera N-330a, superando un corto pero intenso repecho junto a unas instalaciones mineras e industriales abandonadas.
Finalmente, nos encontramos con la carretera que cruzamos en dirección a Candanchú. Entramos por el puente de Santa Cristina en las calles del complejo turístico y buscamos el refugio privado El Águila (1540 m), donde nos hospedaremos.