Etapa 42. Albergue de Mendilatz-Roncesvalles


Distancia: 16,9 km
Desnivel acumulado en subida: 760 m
Desnivel acumulado en bajada: 615 m


Hayedo de Txangoamendi


Mendilatz
Como vimos ayer, nos hallamos fuera del sendero GR-11, ya que éste, en su diseño actual, circula más al Sur, por Villanueva de Aezkoa. Así que, para dirigirnos a Roncesvalles desde el albergue y retomar el GR-11, tenemos varias posibilidades, aunque nosotros hemos elegido el antiguo trazado del GR-11 que, siendo la alternativa más larga, también nos parece la más interesante por atravesar la estación megalítica de Azpegi, acercarnos al pico Urkulu y seguir el tramo inicial por tierras navarras del Camino de Santiago Francés.
Por lo tanto, salimos del albergue y retrocedemos unos metros por el camino cementado que llegamos ayer. A la altura de la quesería torcemos a la izquierda (N), por otra pista cementada que sube entre las granjas.
Ovejas latxas
Ascendemos la empinada cuesta rodeados de prados cercados, en los que se agrupan las ovejas en pequeños rebaños. En esta zona se cría la oveja latxa, una raza autóctona adaptada al medio montano y lluvioso, cuyas características más llamativas son el vellón largo, la cara negra o rojiza y los cuernos bien desarrollados en ambos sexos.
Se van incorporando algunos caminos por nuestra derecha. Pasamos junto a unas granjas con grandes silos y enseguida llegamos a las casas de la antigua fábrica de armas de Orbaitzeta (830 m).
La Real Fábrica de Armas y Municiones, actualmente en ruinas, tiene su origen en unas ferrerías que se construyeron en el s. XV para explotar los yacimientos de hierro, plata y plomo del valle de Aezkoa. En el s. XVIII la corona de España adquiere la fundición y amplia considerablemente la fábrica, dedicándose a la producción de munición y ocasionalmente cañones.
Ruinas de la fábrica de armas
Durante la Guerra de la Independencia fue ocupada y destruida por las tropas francesas. Aunque fue reconstruida y transformada en fundición de hierro, dejo de funcionar en 1884, regresando la propiedad a vecinos de Aezkoa, por adquisición en subasta.
Después de la fábrica encontramos una bifurcación, a la izquierda (O) por el GRT-8 acortaremos el camino para ir a Roncesvalles y Burguete por el paso de Navala, pero, como hemos dicho, vamos a seguir recto (N) por el antiguo trazado.
La pista sigue cementada durante un trecho adentrándose en el bosque. A poco más de un km encontramos una bifurcación. Descartamos el camino de la izquierda (O) que sube por la Regata de Txangoa, y continuamos por la derecha (N) siguiendo el camino de Azpegi, que ahora es de tierra.
Azpegi
A la salida del bosque se encuentra el refugio de Azpegui, con fuente y un panel explicativo de la ruta de la estación megalítica, que nosotros seguiremos en parte.
Poco más adelante, ya en los pastizales, abandonamos este camino y giramos a la izquierda (O) pasando junto a los corrales de Etzangio (1020 m). Llegamos al collado de Soroluze (1213 m), y a la izquierda del camino podemos ver a un grupo de caballos junto a un dolmen y un cromlech, y un poco más alejados los restos de un fuerte carlista.
Caminamos por los prados bajo las cumbres calizas del pico Urkulu (1423 m). Cerca de una de sus cimas se encuentran las ruinas de una torre circular de origen romano. Probablemente se trata de una construcción conmemorativa de la incorporación al imperio de la Hispania y la Galia, en el siglo I antes de nuestra era.
Cromlech de Soroluze
Alcanzamos la frontera con Francia, en el collado de Arnoztegi (1240 m), donde también hay un túmulo megalítico. Continuamos hacia el Oeste por el lado francés, siguiendo las mugas que marcan los lindes.
Cuando llegamos al collado de Bentarte (1336 m), abandonamos la frontera francesa y nos incorporamos al Camino de Santiago Francés, que viene de Saint Jean Pied de Port.
A partir de ahora, estaremos acompañados por los numerosos caminantes que recorren el popular camino.
Atravesamos el hayedo de la umbría del pico Txangoamendi (1460 m), un tramo hermoso donde suele acumularse gran cantidad de nieve en el invierno y la primavera que dificulta su paso. Todos los años se producen rescates de peregrinos que se ven atrapados por cambios repentinos de la meteorología. Desgraciadamente también han habido accidentes mortales.
Pico Urkulu y torre romana
Muga en la frontera con Francia
En el siguiente collado se encuentra el refugio de Izandorre, con una estación de radio SOS.
Este tramo del camino es el que Napoleón utilizó para introducir sus ejércitos en la península.
Circulamos por la desarbolada ladera y después de un breve ascenso llegamos al collado de Lepoeder (1432 m), cota culminante de la etapa.
En el collado hay un cruce de caminos, y nosotros tomamos el que se dirige al Sur, marcado como GR65 y las flechas amarillas del Camino de Santiago.
Iniciamos ahora el descenso final hasta nuestro destino, Roncesvalles.
Recorremos los montes que forman la cabecera del río Urrobi, por el tupido hayedo.
Camino de Santiago
Cuando nos acercamos a Roncesvalles el sendero va girando a la derecha (O), alcanzando el núcleo histórico, monumental y religioso en la cota 947 m.
Situado a los pies del Puerto de Ibañeta, este enclave fue un importante paso de los Pirineos que se hizo famoso por la derrota de las tropas de Carlomagno en el año 778, a manos seguramente de vascones, aunque el cantar que inmortalizó la batalla y la muerte del caballero francés Roldán se lo atribuye a los musulmanes.
Posteriormente se instaló un hospital de peregrinos, y según iba aumentando su importancia en el Camino de Santiago, se fueron construyendo el silo de Carlomagno (s.XII), la Colegiata de Santa María (s.XII-XIII), con ampliaciones sucesivas, como la torre defensiva (s.XIV) y el claustro (s.XVII). Y más tarde se edificó la iglesia de Santiago o de los Peregrinos y la Casa de los Beneficiados (S.XVIII).
Refugio de Izandorre